aprender-a-decir-no-irene-rodriguez-psicologia

Aprender a decir «no»

Es necesario saber negarnos a aquellas cosas que no queramos hacer. Es así como conseguimos respetarnos a nosotros mismos y no autoboicotearnos.

Son muchas las personas a las que les cuesta mucho trabajo decir que no ante determinadas personas, peticiones o situaciones. Piensan que si se niegan no son buenas personas, que son egoístas o que si no hacen aquello que le piden, los van a rechazar.

Este tipo de creencias inconscientes hacen que acaben aceptando cosas que realmente no quieren hacer, y, por tanto, no se sienten bien consigo mismos, e incluso sienten que pueden hacer con ellos lo que quieran.

¡El control de tu vida lo tienes tú mismo! Por eso, tú puedes elegir en todo momento.

Es importante que resignifiquemos nuestras creencias inconscientes, puesto que éstas, pueden perjudicarnos en nuestro día a día. Debido a ellas, sentimos miedo y culpabilidad a la hora de decir que no. Miedo a que nos dejen solos o nos abandonen, y culpabilidad por sentir que no eres bueno si te niegas a hacer algo. La única manera que conozco de superar los miedos, es afrontándolos. Y con respecto a la culpa es algo que tenemos socialmente aprendido y que genera mucha frustración y sobrecarga en las personas. La mayoría de las veces que te sientes culpable, realmente no lo eres, ¿lo sabías? Dedicaré un artículo especialmente para esta emoción que tanto malestar nos genera. Recuerda: querer agradar a todos, es un desgaste enorme.

Tienes derecho a ser tú mismo. Eso implica hacer lo que consideres que es mejor para ti, tomar decisiones en base a tus valores y tus preferencias.

¿Cómo sé cuándo decir que no?

Sabrás decir que no en el momento que tengas claros cuáles son tus valores y tus necesidades. A partir de ahí, decidirás si lo que te están solicitando entra dentro de éstos. No se trata de decir siempre que no, porque a lo mejor, dentro de tus valores se encuentra aquello que te están pidiendo.

Por lo que, conocerte a ti mismo será un punto clave para conseguirlo.

De esta forma, entrenamos nuestra asertividad: respetarte a ti mismo y tus derechos, así como los derechos de los demás. No dejar que te pisen, ni pisar tampoco. Sentirte satisfecho, seguro y con confianza en ti mismo. Por lo que tu autoestima se verá nutrida y mejorada.

«Una de las cosas más importantes que he aprendido es a decir NO cuando es NO»

No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies